Qué alfombra pongo en mi salón

que alfombra pongo en mi salon 01

¿Te has quedado sin imaginación para decorar tu hogar? Comprar una alfombra te ayudará a dimensionar la clase y la estética de casa a través de un elemento estratégico y moderno que, según tus muebles y tipo de salón, también ayudará a lograr una óptima distribución de los espacios.

Esta alternativa se conoce por su gran versatilidad, son capaces de revestir de elegancia los salones, limpiarse fácilmente y brindar una amplia gama de formas y diseños. Si compartes este gusto, sigue leyendo para saber ¿Qué tipo de alfombra puedo poner en mi salón? 

que alfombra pongo en mi salon 02

Tipos de alfombra para tu salón

Aunque todos las alfombras cumplen la misma función (cubrir el suelo de nuestro hogar para abrigarlo u adornarlo) no todas servirán para tu salón. Algunas son más grandes que otras, diseñadas con diversos estilos, materiales y medidas.

Elegirlas también dependerá de tu presupuesto y qué tan clásico o moderno puede ser tu hogar. Basado en ello, te recomendamos cuatro tipos de alfombra de tendencia decorativa, que podrás limpiar y encontrar con gran facilidad:

1. Alfombra natural o sintética 

Piensa en el decorado que quieres en tu salón, las alfombras naturales y sintéticas corresponden a un ambiente en específico que, de no elegirse bien, pueden llegar a desentonar con el resto del lugar. 

Por ejemplo, las tejidas hebras naturales son más clásicas, por lo que resultan idóneas para lograr un aire de exclusividad al espacio. Su popularidad se deriva de su naturaleza ecológica y biodegradable, además de combinar con cualquier tipo de estilo. 

Por su parte, las alfombras sintéticas hechas de propileno, acrílico, viscosa, poliéster o nylon, son mucho más versátiles. Si tu objetivo es delinear un espacio sin emplear tabiques, te recomendamos una alfombra sintética que no se ensucie demasiado y cumpla muy bien la función de su compra.  

2. Alfombras de Lana

Son todo un clásico a la hora de crear un reconfortante diseño interior. Regala textura, durabilidad y confort al espacio que cubre, las más populares son aquellas anudadas a mano y elaboradas artesanalmente en telares. 

Todo en sus características corresponde a un salón más clásico; sin embargo, no se descarta en aires modernos, existen novedades en fieltro que resultan originales y mucho más actual. 

Históricamente, lana es el material más utilizado en las alfombras gracias a su alta resistencia y su capacidad de actuar como un aislante acústico y térmico. En Nueva Zelanda, por ejemplo, es reconocido por su pureza, resistencia y suavidad. 

3. Alfombras de seda 

Sinónimo de elegancia y lujo, ideal para dar un aire de moderno y exclusivo. Históricamente la seda se consideraba como un material de extrema exclusividad, destinado a un elevado extracto social o grandes personalidades.

4. Alfombras de algodón 

Cuando pensamos en una alfombra de algodón, lo primero que se viene a la menta es una opción práctica y fresca. La misma suele ser muy cómoda y funcional, encajando perfectamente en escenarios informales y ambientes infantiles, de higiene o de movimiento, como los vestidores. 

Son muy comunes en los meses de verano, pues regala frescura al espacio que decora. Su única desventaja es que su liviano peso exige que se coloque una base antideslizante por debajo, lo que puede complicar su proceso de limpieza.

que alfombra pongo en mi salon 03

No products found.

5. Alfombras de nuevos materiales 

Ahora bien, si buscas colocar una alfombra en un espacio de gran movimiento, como corredores, cocina, baños o exteriores, las alfombras de material PVC, polietileno o vinilo serán las más ideales. Su resistencia a las manchas y a la humedad la han convertido en una tendencia decorativa rica en estilos y formas. 

3 recomendaciones a la hora de elegir tu alfombra

Con tanta variedad y calidad en el mercado es posible que desees todas. Por ello, te indicamos cómo hacer una correcta selección antes de dejarte llevar por tus gustos, recuerda que no todo es con el fin de decorar, comprar una alfombra también representa una inversión, así que procura que sea la más adecuado para ti.  

  1. Piensa en su medida

Las alfombras responden a una estrategia decorativa, cuya medida se ajusta al espacio que cubrirá. Si buscas una alfombra para la sala, por ejemplo, sus dimensiones deben ser las apropiadas para cubrir todas sus partes, lo que también ayudará a prevenir futuros tropezones.  

En caso de buscar alfombras para el comedor, debe ser lo suficientemente grande para que la mesa y las patas de las sillas queden dentro de ella, si la alfombra no llega cubrir por completo este espacio se producirá un desnivel que hará cojear las patas e incomodar a los comensales. La media perfecta será aquella que posea 50 cm más por cada lado del comedor

  1. Revisa la variedad de materiales 

Procura que tu elección sea apropiada para el lugar que deseas darle. Si compras una alfombra de pelo largo, por ejemplo, se recomienda que su uso no se destine al comedor, pues esta hará que el proceso de limpieza sea realmente incómoda. 

¿Sabías que en la antigua Europa las alfombras eran colgadas como tapices o utilizadas sobre las mesas? De hecho, no fue hasta la llegada de las alfombras persas que comenzó a usarse como cubierta para suelos. 

Recuerda que no todo tiene que relacionarse con la estética, toma decisiones basándote en el lugar y actividad que buscar darle, así te ahorrarás futuras complicaciones a la hora de limpiarla y preservar su vida útil.

  1. Estudia tu presupuesto 

Imagina tu diseño de interior con base en tus recursos, por suerte siempre encontrarás hermosas opciones con precios asequibles. Si cuentas con un presupuesto reducido lo mejor será pagar por una alfombra sintética antes de una natural. 

El valor de las alfombras va ligado completamente a la técnica y material utilizado para su creación, una alfombra anudada a mano con lana será menos accesible que una creada en acrílico. La primera opción es una pieza única que amerita un trabajo artesanal de varios meses, mientras que la segunda se hace a máquina y en escasos minutos. 

Qué ventajas tiene tener alfombras en casa

Ya te habrás hecho una idea de sus ventajas, pero pueden haber muchas más. Sus atributos hacen que las alfombras se conviertan en un elemento decorativo casi imprescindible. Si lo dudas, esta tres valoraciones te convencerán. 

  • Disponen de gran funcionalidad 

Aparte de vestir con elegancia y estilo los espacios, las alfombras son en extremo funcionales y versátiles, ricas en estampados, colores y relieves. Son fáciles de conseguir y bastante económicas.

Además, dividen de forma óptima los salones, por ejemplo, una estancia sin compartimientos puede ser distribuida cubriendo parcialmente cada área con una alfombra, su forma recta o redonda dará la sensación de tener distintos ambientes en un mismo salón. 

Generalmente, un monoambiente es realmente un espacio típicamente pequeño e íntimo, ideal para la casa de una sola persona o una pareja, a ellas le ayuda mucho el uso de alfombras.

Conceptodefinicion.de
  • Son cómodas para almacenar y limpiar 

Las alfombras se pueden enrollar y guardar en un sin fin de espacios dentro de la casa (en el closet, debajo del sofá, en una caja). Además, si seleccionas bien el tipo de alfombra para cada lugar, limpiarla será un trabajo de cada cuatro meses, incluso más, cuyo proceso no te incomodará ni tomará largo tiempo. 

  • Ofrecen opciones multicolor

Al elegir una opción multicolor estarás adquiriendo un estilo lleno de vida, capaz de adaptarse a los gustos de la etapa adolescente e infantil. Además, se pueden encontrar con diseños y estampados muy originales. 

que alfombra pongo en mi salon 04

Si te gustaron nuestras recomendaciones compártelas con tus amigos y anímate a revisar los mejores modelos y diseños de alfombras disponibles en Amazon que recopilamos para ti. ¡Empieza ahora!

Escrito por